Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Onatabana (Afiliacion Elite)
Lun Dic 30, 2013 10:33 pm por Invitado

» Looking For You } Nuevo Directorio
Lun Dic 09, 2013 11:05 pm por Invitado

» Advertencia sobre foro afiliado "Amaranth"
Vie Oct 04, 2013 4:04 am por Invitado

» Silver Garden! priv. Alphonse
Jue Mayo 23, 2013 1:37 pm por Alphonse Lefebvre

» You're Welcome (Privado Liam)
Dom Mayo 19, 2013 10:38 pm por Liam Ducrayn

» Is time to work !
Mar Mayo 14, 2013 7:39 pm por Andrew Wilder

» Awake [Libre]
Lun Abr 29, 2013 10:07 am por Ace D. Nagisa

» Stay (Privado Ryunochi)
Jue Mar 28, 2013 8:41 pm por Zack Ebrei

» Foro de rol Yaoi amoxpet basado en AI NO KUSABI
Mar Feb 19, 2013 4:30 am por Leon


Red Beryl Hospital

Red Beryl Hospital Hitman World kuroshitsuji Rol Loving Pets Amaranth Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket
Photobucket


La maldición del Dios agua.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La maldición del Dios agua.

Mensaje por Bastian Mouskuri el Mar Oct 16, 2012 1:35 am

Ahí esta, ¿lo puedes ver? Claro, también lo puedes escuchar, oler, sentir... ahí esta. Desde dos días antes ahí esta y nadie hace nada para evitarlo. Bastian se asomaba por la ventana bastante ansioso y ante cada golpeteo contra las ventanas de su departamento imaginaba otra cosa. Odiaba los ruidos como esos, tan repetitivos, por eso no le gustaba la música, esa expresión artistica era bastante molesta por el simple hecho de ser repetitiva, ahora, la lluvia, era un eco de sí misma.

¿Ahora la puedes ver mejor? La lluvia arreció cuando el demonio se había decidido a salir de casa para conseguir un poco de sangre tibia que tomar en la época de tormenta que pasaba. Además de tener que bajar hasta el Distrito 2, donde la conseguía fresca, debía pasar primero al Distrito 6 para sacar dinero del banco pero...

- Maldición... -suspiró al ver que la lluvia no daba tregua. Y es que sobre toda las cosas de efecto natural, la lluvia era sin duda alguna la peor de las tragedias que la humanidad poseía.

Se asomó nuevamente alzando la cortina de rayas rojo con blanco y el cielo gris junto con la imagen difusa del agua caer lo desalentaron completamente. Bajó las pocas escaleras que alejaban la cama del resto del departamento y se tiró contra el sillón negro, escuchando como la lluvia no dejaba de caer.

Ahora un relámpago estalló saber Dios donde y Bastian gruñó, sacó de su pantalón su móvil.

- ¿Oso? Es Mouskuri... Sí... necesito un poco de "eso"- indicó de mala gana sin especificar. No necesitaba especificar-. Manda a alguien de confianza, no como el último pendejo... -recordó con mal sabor de boca que la última persona que había pisado su casa se había pasado de listo haciendo preguntas innecesarias-. Pagaré en efectivo... -dijo aún hablando por teléfono-. Vale... la puerta estará abierta... saludos... -y sin esperar respuesta colgó. Tiró el móvil por ahí y arrastró sus penosos pasos hasta la cocina de donde extrajo una botella de vodka y unos pocos cigarros que aun quedaban en la cigarrera que reposaba sobre la barra. Regresó su andar hasta el sillón donde se echó.

Dándose cuenta que no había llevado con él vaso alguno. Suspiró y sospesó la idea de beber el liquido directo de la botella. Aunque sería un poco desagradable era mejor que regresar hasta la cocina. Gruñó otra vez y destapó la botella con los dientes para después dar un largo tragó al liquido transparente, recordándose que no necesitaba de nada más, solo un poco de vodka, cigarros y sangre tibia... nada más...

Y para cuando se dio cuenta, ya la botella estaba más allá de la mitad, los cigarros se habían agotado y él se encontraba tirado a un lado del sillón. Sí... nada como embriagarse solo...y afuera, seguía lloviendo...


Vista general del apartamento :
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Bastian Mouskuri

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 07/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición del Dios agua.

Mensaje por Leon el Miér Oct 17, 2012 9:44 pm

Era uno de esos pocos días en los cuales Leon tenía un descanso de su empleo. A decir verdad eran escasos ya que siempre hacía excepciones por el gustillo que tenía en ir y venir de diferentes ciudades; no estaba entre su top 3, pero le gustaba viajar.

En esos momentos se encontraba en no.2. Había terminado las entregas correspondientes a la semana entera en tan solo dos días, los atajos eran lo mejor, peligrosos, pero lo mejor, además de ahorrarse andar innecesariamente en un tren que tardaba quizás un par horas más de lo que él estimaba en tiempos al recorrer todas las ciudades y ganarle a sus compañeros de trabajo.

Estaba con ese humor que raramente se ve en en público en el cual era capaz de abrazar y sonreírle a quien se le cruzara; al ser su última entrega en el hotel de no.2, en agradecimiento por su rapidez le permitieron el quedarse una noche debido a las fuertes lluvias ¡Con bar incluido y gratis! ¿Cómo no iba a estar así si rara vez podía darse esos gustos?

Todo bien, estaba disfrutando del bar, y por cierto, todo empapado al haber cambiado su auto por una moto en la oficina de correos de la anterior ciudad que visitó, a la vez que coqueteaba por su buen humor con algunas chicas que se encontraban ahí. A muchas le llamaba la atención las pintas que traía por lo que facilitaba el acercamiento para Leon. En medio de una conversación fue interrumpido por una llamada a su celular que, siendo sinceros, no esperaba.

-¡¿Eh?!¡¿No.5?!- exclamó cuando se alejó de las chicas con las que estaba. -Estuve ahí hace 3 horas....- se quejaba mientras oía la voz del jefe del área igual de enfadada que él. -Tch....Me debes una cuando vuelva...- amenazó y cortó su celular. Volvió rápidamente con una sonrisa a explicarles lo sucedido a las "damas" como él decía para después despedirse e ir por su moto. Tan cabreado estaba que la velocidad con la cual llegó terminó por sorprender a quien le pidió que se presentara para entregar algo de último minuto y con extrema urgencia. Tomó el paquete pedido y revisó a donde debía ir calculando que tardaría más o menos una hora y si es que no tenía inconvenientes por esas... particulares calles que tendría que visitar. Más de alguna vez se metió en problemas por ser tan descuidado sabiendo lo que había ahí.

Como siempre, Leon capeó el tren expreso a la ciudad. Le era mucho más conveniente ir por las carreteras abandonadas para llegar en el tiempo estimado ya que así podía exceder como quisiera los límites de velocidad. Supuso que con lluvia nadie estaría por allí, y para suerte de él sus predicciones se cumplieron, ahora solo quedaba pasar entre territorios de asesinos y mafiosos y todo estaría bien o eso esperaba.

-Mouskuri... Que apellido más raro- habló para si mismo una vez que ya estuvo frente al departamento de quien arruinó su noche, no lo culpaba pero... ¿Qué demonios traía que podía ser tan urgente? Miró el paquete una vez más y tocó la puerta. Había olvidado que estaba abierta por lo que se insultó a si mismo y después simplemente entró encontrándose con un total ambiente de vacío junto con el sonido que la lluvia llevaba haciendo desde hace horas.

-¿Alguien?- dijo cerrando tras de sí la puerta y quedándose estático para mirar todo el lugar desde su posición. Era bastante amplio, la persona que vivía ahí, para Leon, en definitiva tenía muy buen gusto. Se quedó unos segundos observando y sumido en sus pensamientos de repente volvió en cuenta de que debía de entregar el "tan importantisimo paquete" que tenía en sus manos. -¿Señor Bastian Mouskuri?- volvió a hablar esperando a que al menos le diera el paso a caminar por el departamento, ya estaba aburrido de observar todo desde la entrada y éste no iba a ser lo suficientemente descarado como para pasearse sin el permiso del dueño.

Spoiler:
Lamento la tardanza... estuve solo un poco -quiero morir- estresada por física XDDD de hecho, aún lo estoy pero bleh ~ tenía ganas de rolear y ni física me lo impidió (?)

PD: Lamento si quedó largo x_x, supongo que me inspiré xD
avatar
Leon
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Ver perfil de usuario http://district-roku.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición del Dios agua.

Mensaje por Bastian Mouskuri el Jue Oct 18, 2012 12:50 am

Clap clap clap... Chac, o el Dios de la lluvia para una antigua cultura que había existido debía de estar muy feliz con soberana tormenta que había dejado caer. Sí es que algún existía ese Dios en alguna parte del infinito, Bastian prometía buscarlo para patearle las bolas. Aunque, inconsciente, como ahora se encontraba gracias al alcohol, no precisaba de preocuparse por el agua, o que le había pedido a su buen amigo -si se le podía llamar de ese modo- Oso en tono de urgencia un indispensable paquete. ¿Qué le iba a importar al joven demonio? Meneó un poco su cabeza acomodándose en el suelo donde se encontraba. Aspiraba su frío entorno que le comenzaba a provocar un ligero ardor en su nariz y todo el microorganismo que componía su sistema respiratorio. Al ser un demonio su temperatura corporal siempre era cálida, muy por encima a la de cualquier humano común, pero a diferencia de los demonios comunes él era muy poco practico cuando se trataba de temperaturas bajas, es decir, su sistema no reaccionaba como era debido.

Muy a lo lejos escuchó un ruido. Debía de seguir siendo la lluvia, no hizo mucho escándalo. Sentía un aroma humedo, y se lo achacó a que había dejado alguna ventana abierta. Cuando un...

-¿Señor Bastian Mouskuri?-

Hizo que abriera completamente los ojos. Gruñó. Su preciado sueño interrumpido. Pesadamente se puso en pie, pero sus piernas se habían entumido por lo que terminó por tropesar.

- ¡Hijo de perra! -gritó retorciéndose un poco apretando la rodilla con la que había caído.-. Adelante... -gruñó aun desde el suelo esperando a que el dolor del golpe y del calambre pasaran rápidos. Se quedó tirado, desparramado con la botella de vodka muy cerca y las cenizas de cigarro por ahí, jaló con pereza la cajetilla donde había más tabaco y metió uno a su boca. Se sentí aún en el suelo recargando su pose desgarbada en el sillón donde antes hubo estado durmiendo. El cigarro recorrió toda su boca y lo encendió con un mechero de plata, soltó el humo aún con el ceño fruncido y un fuerte estruendo iluminó todo el departamento en la segunda planta.

Los ojos oro delinearon como voraces asesinos a la figura que entraba a su campo de visión-. ¿Eres el del servicio de entrega? Sí es así... dije que la puerta estaba abierta, me despertaste y por eso te pateare las bolas..., y sino lo eres el del servicio de entrega te pateare el trasero por entrar a propiedad privada... -espetó soltando el humo por la nariz y cerrando los ojos, sonrió de forma torcida-. Ahora, dime tu nombre pequeña criatura y decidme cual es tu encomienda en mi casa... -agregó con un tono de voz profundo y algo ahogado. El humo de fuerte aroma danzó alrededor de la figura que era el demonio, y afuera, seguía lloviendo con dureza.

Off♥:
No te preocupes xD me gustan los post largos, cuando me inspiro, como ahorita, si escribo mucho xDDD, y no te apures por la tardanza, sé esperar ♥
avatar
Bastian Mouskuri

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 07/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición del Dios agua.

Mensaje por Leon el Jue Oct 18, 2012 8:54 pm

Leon rápidamente volteó su mirada al lugar donde oyó una estrepitosa caída junto con no esperado insulto. Era normal que por estos lugares fuera tratado así, pero ni siquiera habían visto su cara o lo que traía como para tener que acudir a esas palabras.

Ahora que por fin el dueño de aquel departamento que tanto le había gustado a Leon le dio permiso para pasar, decidió por acercarse directamente hacia la voz, de todas formas para eso había ido ¿No? Además así le ayudaría en ponerse de pie o algo así, aunque viendo el movimiento de las sombras que se podían ver desde la posición del repartidor pudo concluir que ya no sería necesario. Sonrió de medio lado por la escena de película que tuvo que ver al momento en que la habitación se iluminó por aquel fenómeno que a veces acompañaba a las lluvias.

Se quedó paralizado al estar frente a la figura que le dio el paso. Su manera de dirigirse a él realmente fue adorable, simplemente no lo esperaba así que solo se resignó a responder. -Buenas.... Soy Leon Vanheissen repartidor express- informó tratando de no sonar incómodo y molesto. -Lamento haberlo interrumpido o molestado...- dijo sin siquiera un atisbo del arrepentimiento que suponía debía sentir. -Vine a entregar su encargo, debe firmar este papel como parte del protocolo y para asegurarnos que lo recibió, si no créame que no me hubiera dado la molestia de buscar a un destinatario...- se acercó con el paquete y el papel que mencionó, realmente aquel tipo tenía un aura que le ponía los pelos de punta al chico, así que mientras el otro recibía de sus manos el encargo, Leon se dedicó nuevamente a inspeccionar el departamento, intentando comprender ahora de qué clase de persona se trataba más que de los gustos que tenía y sin poder llegar a mucho ya que nunca fue bueno en entender a los demás ni menos para juzgarlos.


Última edición por Leon el Vie Oct 19, 2012 9:07 pm, editado 1 vez
avatar
Leon
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Ver perfil de usuario http://district-roku.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición del Dios agua.

Mensaje por Bastian Mouskuri el Vie Oct 19, 2012 12:04 am

Bastian escuchó atento las palabras claras y ortodoxas del chico, como la de todo aquellos que se ven en la necesidad de portarse de forma correcta por los protocolos de la labor que desempeñan. Sonrió de medio lado, el chico llamado Leon tenía la pinta de un vándalo de mal carácter. Chasqueó de forma silenciosa los dedos y el salón se iluminó por una luz artificial que irradiaban las lamparas. Se puso de pie para sentarse en el sillón como era debido y con iluminación pudo percibir a la persona que había entrado a su apartamento.

Estiró la mano para coger los papeles de los que hablaba Leon, a su vez del paquete. Lo olió y sonrió satisfecho, era lo que él quería. Uso la caja recién entregada para recargarse y firmar donde era requerido. Después alzó la mirada viendo como el menor observaba todo con bastante detenimiento. Resbaló su mirada en todo el cuerpo empapado del menor y poco después reparó en el rostro del chico.

- Heterocromía -dijo Bastian en un timbre audible-. Mi madre sufría de heterocromía astigmatica... es decir, además de tener la peculiaridad de que un ojo era de un color y el otro en distinto tono, con uno de sus ojos no podía ver bien y tenía que usar una lentilla de contacto... -comentó terminando de firmar. Se puso en pie, percibiendo enseguida que era más alto que el repartidor y le entregó la tabla con los papeles. Caminó hasta una pared donde había una pequeña puerta como de un gabinete y de ahí extrajo una toalla de medida mediana color roja, se la tiró al chico.

- ¿Gusta algo de beber? -preguntó caminando hacia el sillón para recoger la botella casi vacía de vodka, el paquete que Leon había entregado y la colilla de cigarro que había dejado en el piso, con pereza caminaba hasta la mesa cercana al sillón-. Se encuentra empapado y me imagino tiene frío, señor Vanheissen... -sonrió como con burla-. Tiene un nombre bastante particular y curioso... -susurró abriendo de forma hábil el paquete que había recibido.
avatar
Bastian Mouskuri

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 07/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición del Dios agua.

Mensaje por Leon el Vie Oct 19, 2012 11:01 pm

Esperó pacientemente a que su recibidor firmara los papeles mientras él aún contemplaba el interior del departamento.

Escuchó sorprendido las palabras que le dirigió Bastian, tanto así que volteó su vista hacia él y aunque solo demostrara su sorpresa a través de sus ojos, de verdad llamó su atención el que nombrara la anomalía presente en sus irises. -Hum...- se le quedó mirando unos segundos. -Es la primera persona que sabe identificar el por qué mis ojos son así- sonrió un poco, nunca pensó que aún hubiese alguien que lo supiera. -Con todo esto de los experimentos y cambios genotípicos para la estética la gente comúnmente cree que son debido a ello- comentó con un suspiro . -Lastima lo de tu madre... tener la mala suerte de tener que usar lentillas para ver bien...- manifestó Leon al oír la historia, pero la verdad es que estaba sacando conclusiones de por qué se debió esto, pensaba que tal vez la heterocromía de su madre se debió a una lesión lo cual la conllevó a esta peculiar anomalía. Esa era la forma en que este repartidor divagaba de vez en cuando. No siguió sacando más conclusiones por el exclusivo motivo de que su mayor le devolvió los papeles que él anteriormente le había facilitado, sintiéndose un poco intimidado por la altura de éste, además del aura que poseía.

Mientras el dueño del departamento se alejaba a quizás donde dentro de su hogar, Leon revisaba si los datos y la firma estaban en orden para tomar sus cosas e irse y dejar en paz a este ser que a decir verdad notaba un poco estresado. Logró voltearse justo a tiempo cuando el rubio le lanzó la toalla. -Gracias...- dijo siendo nuevamente sorprendido, no esperaría tales atenciones siendo que él había venido solo por la entrega. No lo dudó ni dos segundos, colocó la toalla sobre su cabeza para comenzar a secarse el cabello ya que el caso de su ropa estaba perdido, cuando una pregunta le interrumpió. -Eh....- no sabía que responder ¿Estaría aprovechándose si le aceptaba algo? o... ¿Era mejor simplemente decir que sí? -Un café si fuese posible...- terminó por decir que sí. Tenía frío y era mejor admitirlo para aceptar la amabilidad del otro.

Le siguió con la mirada cada paso que daba, desconocía el motivo de su interés por Bastian, pero prefería mantenerlo siempre a la vista y observarlo con detenimiento. -Por lo que sé es originario de europa- le respondió con una media sonrisa, era como devolverle su ironía aunque disminuida. -Ya sabe.... de esos lugares que desaparecieron por cuestiones humanas del pasado...- terminó por decir y prosiguió a secarse el cabello como iba a hacer anteriormente, aunque claro, no sin antes comentar algo más. -De todas formas, creo que su apellido es bastante extraño...-. No supo por qué dijo eso, fue como un pensamiento dicho en voz alta que esperaba no ofendiera a su mayor, nunca se sabe como la gente reacciona ante la palabra "extraño". En su mente pasó la idea de que si las cosas se ponían algo complicadas, lo mejor sería abortar misión como sus compañeros de trabajo decían e irse como debió de haber hecho antes de aceptar su amabilidad
avatar
Leon
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Ver perfil de usuario http://district-roku.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición del Dios agua.

Mensaje por Bastian Mouskuri el Dom Oct 21, 2012 1:10 pm

Un café si fuese posible...-


- Perfecto... será un café entonces... -dijo el demonio a tiempo que caminaba hacia la zona de la pequeña cocina que había en el departamento-. No se detenga señor repartidor y sigame... -le indicó el rubio desde la barra.

La cocina, era un sitio algo reducido que se encontraba detrás de un umbral. Era todo en color blanco con una barra y más allá una mesa cuadrada donde había un florero sin flores. Del lado en donde se preparaba los alimentos, una estufa color plata de cuatro parrillas. Algunos electrodomésticos y demás trastes y cosos, todo perfectamente limpio. Del otro lado de la barra no había bancos ni sillas, solo unas pilas de libros amontonados entre ellos. En la mesa, un servicio para comer con el plato, cubierto, servilleta y vaso listos.

-Ya sabe.... de esos lugares que desaparecieron por cuestiones humanas del pasado...-

Bastian alzó la mirada hasta el chico y la bajó sin comentar nada, no era un tema que le gustara mucho, ya que normalmente los humanos desestimaban mucho a los demonios. Y Bastian era un demonio, bueno eso decían que era, pero él no se sentía como uno, pero tampoco era un humano. Era una especie rara y única. Sacó todo los complementos para empezar a laborar el café. Y así lo hizo, comenzando a vertir el café siempre caliente de la cafetera en dos tazas. La lluvia seguía sonando afuera.

-De todas formas, creo que su apellido es bastante extraño...-

Bastian sonrió como si aquel comentario hubiera sido un alago, y sin despegar la mirada del café prosiguió a hablar bastante animado, antes rió entre dientes-. Gracias... supongo, Mouskori es un apellido que también viene de Europa, de un país que se llamó Grecia -dijo-. Poca gente repara en mi apellido... -sirvió el café en una taza alargada y color negra, contrastaba con el resto de los utensilios blancos. El aroma del café invadió toda la habitación. Se acercó con la taza de porcelana hasta la mesa, donde colocó con cuidado ésta y acerco una jarrita en miniatura con crema, y dos recipientes de vidrio: Azúcar y crema en polvo-. Igual, imagino que uno de esos motivos de que la gente no me pregunta sobre mi apellido es porque casi no convivo con ellos... -comentó y después se recargó de la barra con cuidado de no tirar los libros que estaban en el suelo-. Dígame... ¿Por qué aceptar un trabajo cuando el cielo se esta cayendo en lluvia? -ladeó el rostro un poco curioso y algunos mechones de cabello rubio se atropellaron en su frente-. ¿Problemas económicos que lo obligan a hacer horas extras en el trabajo? -interrogó nuevamente y de forma directa. El menor llamaba la atención del demonio, y ahora tenía que ser victima de la infinita curiosidad del mismo.


Visión general cocina:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Bastian Mouskuri

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 07/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición del Dios agua.

Mensaje por Leon el Dom Oct 21, 2012 8:15 pm

Leon se acercó lentamente hacia donde el mayor le indicó mientras seguía revolviendo su cabello tratando de secarlo.

-Bonita cocina- soltó cuando ya estaba frente al otro, cada vez se sentía más a gusto. Todo lo que había, en el exacto orden que estaba, le agradaba. Imaginaba que tal vez alguna vez llegaría a tener un hogar como este, claro que tal vez no en no.5 ya que el barrio era... sólo un poco inquieto durante las noches.

-Eres una persona culta...- comentó al oír lo que sabía de sus orígenes con un tono impresionado. -No todos están muy interesados e informados de su pasado, y mucho menos de lo que alguna vez fue este planeta. Es como si todos estuvieran concentrados sólo en el futuro- rió un poco, no mentía, pero a su parecer sonó como si despreciara a los demás siendo que no era así. Observó todo lo que su anfitrión había traído, miró como el líquido emitía vapor unos segundos y tomó el azúcar; no era muy fanático de agregarle crema al café, si hubiera sido tal vez leche con chocolate no lo hubiera dudado, así que terminó por agregarle cuatro cucharadas de azúcar bastante alegre, las cosas dulces en definitiva eran mejor. -No lo pareciera, tiene pinta de tener que tratar con gente frecuentemente...- dijo mirando la taza mientras la revolvía tranquilamente.

Cuando estaba a punto de beber un poco para probar como estaba, la pregunta que le hecha le hizo alejar la taza que ya tenía en la boca. -No es como si tuviera opción- se sinceró, no había motivo aparente por mentirle a este hombre. -Cuando uno acepta un trabajo debe cumplir aunque sea en las peores condiciones y debiera estar agradecido- sonrió tomando el mango de la taza para girarla como si se tratara de un tic nervioso. -No es como si tuviera problemas económicos o algo, después de todo solo soy yo en mi familia...- comentó algo desairado, ese tema le traía amargos recuerdos. -Además, me gusta viajar, tal vez no bajo la lluvia, pero como ya dije, es mi deber como empleado- cambió su tono de manera rápida, más de lo que él mismo pudo creerse capaz.

-Si me permite la curiosidad que da mi trabajo- cambió el tema de repente. -¿Qué era su tan importante paquete como para no poder esperar un día o dos?- le miró serio, realmente esperaba que le respondiera.

OFF:
FUUUU no sé que me pasa, normalmente no me alargo, pero tus posts me inspiran demasiadoo xDD, lo sientooo! debe darte flojera leer tanto >w<
avatar
Leon
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Ver perfil de usuario http://district-roku.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición del Dios agua.

Mensaje por Bastian Mouskuri el Dom Oct 21, 2012 9:46 pm

Bonita cocina-

- Gracias... no es mi lugar favorito, pero es el más practico del piso -comentó de forma banal-. Como ve es el lugar donde suelo leer... es en lo que se va la mayor parte de mi tiempo, así que si me da hambre, aquí esta la comida, y si necesito usar el baño... tras esa puerta se encuentra -señaló el pasillo por donde habían entrado-. Practico y fácil -dijo bebiendo un sorbo de su bebida.

-Eres una persona culta...-


Bastian rió suavemente y se cubrió los labios estando a punto de derramar su café-. Para nada, sé a medida lo que se debe de saber, ya dije que mi tiempo se ocupa en leer y beber, así se me puede ir la vida entera... -resopló-. Además... me da un poco de flojera pensar en el mañana... -afirmó volviendo a beber-. Y sí a esas vamos, el señor repartidor también es una persona culta porque sabe sobre el pasado -comentó mientras se dejaba caer al suelo con elegancia y gracia. Las ventajas de ser un demonio. Acomodó su cabello hacia atrás dejando la taza de café junto a él.

-No lo pareciera, tiene pinta de tener que tratar con gente frecuentemente...-

Negó de forma automatica Bastian-. En lo absoluto. Salgó lo necesario, así evito que la gente me cabree, la mayoría se confabula para hacerme enojar, y luego se molestan de que les digo la verdad en su cara... -resopló otra vez.

Cuando escuchó lo de que era su unica familia, Bastian sonrió con cierta malicia en los labios-. ¿El mensajero huyó de casa? -preguntó de forma socarrona-. No serías el primero ni el último... -y después volvió su mirada al café-. Humm... por más buena que fuera la paga o por más lealtad que le jurara a la empresa no saldría a entregar paquetes a tíos malhumorados en medio de esta lluvia... -indicó señalando con la mirada una de las ventanas que se mantenían cerradas-. Odio la lluvia... -gruñó dando un sorbo más a su bebida.

-¿Qué era su tan importante paquete como para no poder esperar un día o dos?-

- ¿Hum? -le miró el rubio algunos momentos y ladeó el rostro-. ¿Qué no sabes? -preguntó Bastian con algo de curiosidad contratacando a su compañero-. ¿Ni siquiera sabes lo que éstas transportando? -interrogó y al ver la negativa suspiró, ya se le hacía raro que el muchacho estuviera tan ameno hablando con él y no hubiera salido corriendo ya. No dijo nada, dejó su café en el suelo y caminó hasta la barra donde había dejado antes el paquete. Regresó con el mismo hasta la mesa donde León estaba sentado.

Dejó el paquete que estaba a medio abrir sobre la misma y buscó en su pantalón una cigarrera color plata, de donde extrajo un cigarrillo. En un movimiento bastante fluido encendió el mismo y exhaló el humo por la nariz. Por un lado la cigarrera, se dispuso a abrir el paquete. Y cuando éste se encontró expuesto había acomodados en la caja rectangular dos recipientes de plástico transparente. Un liquido abarrotaba los dos recipientes, dicha sustancia era espesa y carmín oscuro, casi parecía negruzca. Bastian dio una mirada al repartidor y otra al recipiente. Sacó una de la caja donde venía guardada y la colocó al frente del chico, la destapó y un penetrante olor metálico se mezcló con el rico aroma del café, con la yema de su dedo cogió un poco de dicho liquido espeso y lo llevó hasta sus labios.

Delicioso. Cálido. Perteneció a una fémina, y tuvo miedo cuando se le extrajo el néctar. Seguía viva cuando le drenaron, pobre mujer. Se mordió el labio tratando de no ver al joven que tenía al frente.

- Ésto es sangre humana, sangre ilegal... -dijo de forma seria desviando la mirada-. No confundas... yo no soy un vampiro. Soy un demonio.

Spoiler:
xD no te preocupes, ya te dije que me gustan los post largos. Bueno, en realidad me gustan todos los post desde los cortos hasta los largos, siempre y cuando estén bien hechos :3 y como dices tú, los tuyos me inspiran ♥
avatar
Bastian Mouskuri

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 07/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición del Dios agua.

Mensaje por Leon el Jue Oct 25, 2012 8:28 pm

El chico oía con bastante interés las respuestas de Bastian, la conversación se le estaba haciendo amena y con un café, además de protegerse de la lluvia le parecía mejor panorama que tener que estar volviendo a esas horas a no.2.

Rió ante uno de los últimos comentarios del mayor. -¿De verdad parezco de la clase de persona que huye de casa?- se revolvió su cabello. -No se si por suerte no lo soy, pero eso da igual, una vida de soltero como la tuya es mejor por lo que veo- sonrió. -No me queda otra si quiero tiempo libre- le respondió rápidamente a lo que decía el rubio mientras llevaba a su boca la taza de café. -La lluvia sirve para limpiar...- comentó casi para si mismo que para que el otro le oyera mientras volvía a apoyar la taza.

Ahora la curiosidad le había picado de sobremanera al ver que cedieron en satisfacerla. -Podría transportar una bomba y ni me enteraría... políticas del correo- reía sin voltearse a ver lo que el otro hacía. Esperó pacientemente mientras miraba su taza sin razón aparente, como tratando de ocultar todo interés que pudiese notarse. Miró atentamente lo que el rubio le había acercado y aquel olor se le hizo bastante familiar, demasiado como para que él mismo pudiera creerlo.

Se le quedó mirando unos segundos, sin mostrar ninguna clase de expresión, nada, sus ojos ni siquiera mostraban una pizca de emoción que estuviera sintiendo al enterarse. -No sabía que los demonios tenían esos gustos- por fin habló. -Es más, es la primera vez que me encuentro con uno o tal vez antes no me he dado cuenta....- comentó casi con un desinterés increíble pese a que su voz sonaba exactamente igual que momentos antes, y eso estaba siendo serio. -Sigo sin entiender la importancia que se le atribuyó dentro de la oficina...- dijo volviendo a tomar de su taza mientras buscaba los ojos ajenos.

OFF:
Lamento la demora :3, estaba enferma y encima mi pc también había muerto!! XD, estoy conectada con él (????)
avatar
Leon
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Ver perfil de usuario http://district-roku.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición del Dios agua.

Mensaje por Bastian Mouskuri el Sáb Oct 27, 2012 7:06 pm

Al demonio se le hizo un nudo en la garganta ante la sorpresa del desinterés del más joven en lo que recién le había mostrado. Ahora sonrió con debilidad cerrando el frasco para caminar hasta la alacena blanca y depositar ahí un frasco y después del otro. Junto a latas y cajas de alimentos comunes, un poco de sangre no podía faltar.

-No sabía que los demonios tenían esos gustos-

E.B. rió entre-dientes mirando de soslayo al muchacho repartidor que acababa de captar el interés del demonio. Cerró la despensa y regresó al piso donde esperaba su café.

- Es curioso, yo no sabía que los humanos fueran tan insensibles ante la vista de sangre de su especie... -comentó en forma de juego dando un sorbo al expreso.

-Es más, es la primera vez que me encuentro con uno o tal vez antes no me he dado cuenta....-

- Entonces el señor repartidor es bastante despistado -dijo de forma cómica. Dando otro sorbo que terminaría con el café-. Saber con cuantos demonios ya se ha topado usted, y ni por enterado se ha dado... -comentó mirando la taza vacía.

-Sigo sin entender la importancia que se le atribuyó dentro de la oficina...-

E,B, sonrió nuevamente y afirmó con la cabeza, clavando los ojos color ámbar en los del chico-. Insisto es usted muy despistado para el gusto de cualquiera, aunque a mí me parece encantador... ahora a mí me da curiosidad saber si realmente puede transportar una bomba o mejor aún, un cadaver... -rió y se puso en pie.

- Su ropa sigue mojada, señor repartidor, la lluvia va para largo... ¿Desconfía si le ofrezco que se quedé esta noche en mi casa? el distrito cinco es algo peligroso para los foráneos una vez que cae la noche... -explicó sirviéndose más café-. Mañana temprano podrá partir sin ningún problema... -comentó amable.
avatar
Bastian Mouskuri

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 07/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición del Dios agua.

Mensaje por Leon el Jue Nov 01, 2012 5:26 pm

-No es que sea insensible.... Pero si no veo con mis propios ojos a quien perteneció, no puedo hacer nada... es como los super héroes... protegen solo lo que está frente a sus ojos, además uno nunca sabe de qué clase de persona se trató....- respondió a Bastian, mirando su taza con algo de enojo, si algo no aprendió de sus padres, fue el preocuparse de todos por igual.

Oía divertido al demonio mientras bebía lo que quedaba de su café, no podía creer que en cierto modo le estaba reprendiendo, sonreía teniendo los labios en la taza, de verdad quería reír por todo lo dicho. ¿No era que los demonios no estaba interesados en los humanos? Realmente su trabajo ahora estaba tratándose de algo bueno o quizá ese día solo había tenido demasiada suerte.

-Tal vez alguna vez llevé algún artefacto sospechoso... pero creo jamás haber llevado un cadáver... aunque puede que uno de mis compañeros sí... claro que por partes- rió para sí, más que nada su sonrisa se volvió más amplia. Leon no es una persona demasiado sociable, el tener alguien con quien conversar de esta manera le relajaba más que estar en el hotel que había sido tan amable.

-¿Es enserio?- Leon de repente se vio sorprendido por aquella oferta. -¿No le incomoda la presencia de un desconocido?- le dirigió una mirada entre sorprendida y curiosa, nunca antes le sucedió algo parecido antes, aún así su oferta le parecía tentadora por lo agradable que era el lugar. -Acepto su oferta, y en caso de que se retracte estoy dispuesto a desalojar inmediatamente, de verdad no me molesta la lluvia...- sentenció serio, no deseaba importunar a su agradable compañía, planeaba mantener contacto con él.


Última edición por Leon el Lun Nov 05, 2012 8:46 pm, editado 1 vez
avatar
Leon
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Ver perfil de usuario http://district-roku.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición del Dios agua.

Mensaje por Bastian Mouskuri el Lun Nov 05, 2012 12:10 am

Escuchar tan sincero al chico aquel se le antojaba a una broma de mal gusto. Demasiado sincero para decir la verdad, aunque el menor le parecía del todo un mentiroso. No había titubeado al dar su respuesta y eso a Bastian le parecía agradable. Además. Ante la mención de superheroes no pudo evitar soltar una suave risa.

- Superheroes ¿Eh? -masculló escuchando con atención lo siguiente y echó una carcajada. No lo aguantaba más. Era demasiado simpatico como para dejarlo andar por ahí que algún desalmado o sicopata mafioso lo dañase. Era una de las almas que le había insitado a querer devorar. Por Dios. Sí tan solo hubiera sido un demonio normal come-almas se hubiera abalanzado ya mismo sobre el pobre de León para devorarlo. Pero no. No era un demonio normal y solo sonrió.

- Genial, ahora cuando se me ocurra comenzar una carrera como asesino serial ya sé a quien llamar para que se desaga del cuerpo... -señaló divertido. Le guiñó el ojo y se acercó al menor con el jarro de café humeante. Le sirvió sin preguntar si quería más.

-¿No le incomoda la presencia de un desconocido?-

Bastian hundió hombros y dejó la jarra de vidrio con un poco de café negro en el interior-. No lo sé... será la primera vez que intente intimar con alguien... así que sea buen chico, señor repartidor y no toque nada... -comentó en un timbre algo coqueto-. ¿Desea cenar? Ya que voy a ofrecer el servicio lo daré completo... cualquier cosa entra en el menú menos el chef... -bromeó nuevamente, se comenzaba a relajar con el muchacho ahí, caminó hasta el refrigerador esperando encontrar comida.

Carne, verduras, pizza de hace dos días. ¿Qué era bueno para alimentar a un humano?

-Acepto su oferta, y en caso de que se retracte estoy dispuesto a desalojar inmediatamente, de verdad no me molesta la lluvia...-

- Lo menos que le debe de preocupar a un humano que esta en no. 5 a estas horas de la noche es la lluvia... creame... -dijo dándole la espalda y buscando algunos ingredientes-. ¿Donde dijo que vivía señor repartidor? -cuestionó de forma casual cerrando el frigorifico.
avatar
Bastian Mouskuri

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 07/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición del Dios agua.

Mensaje por Leon el Vie Nov 09, 2012 9:24 pm

Leon no comprendió que le hacía tanta gracia al otro, no creyó que lo que dijo fuese gracioso, pero de alguna manera el demonio le había contagiado la risa. Trataba de no reírse tan fuerte como el otro, así que solo sonreía mirando la mesa como tratando de aguantar, no podía creer lo pegajosas que podrían ser las risas de otras personas.

-Sería un placer trabajar para usted- le respondió animado. -Claro que existiría un cargo extra por ello- estaba siguiéndole la broma, aunque después de todo, no había sino otra cosa que un dejo de verdad en ello, por algún motivo, Leon estaba dispuesto a lo que fuera por éste nuevo "desconocido" que se cruzaba en su camino, supondría que sentía una especie de afinidad con él, ya que hacía tiempo que no lograba sociabilizar con alguien sin que la conversación terminara o en insultos o una riña, la ironía traía algunas desventajas de por medio. Prontamente terminó por agradecerle el café cuando vio que le guiñó el ojo, sólo rió ante ello y prosiguió a beberlo tras haber hecho los preparativos como el anterior.

Se sorprendió un poco de la coquetería del otro, aunque éste solo pensaba que era parte de su imaginación, nunca fue bueno diferenciando tonos de broma, ironía o coquetería, para él eran lo mismo, por lo que no expresó mueca alguna ante la forma de hablar del otro. -No hay de que preocuparse entonces, considere mi persona como una especie de mascota, no sé si es algo como para presumir, pero obedezco al pie de la letra, si no, no me encontraría ahora en este lugar tan ameno- comentó risueño, se denotaba la felicidad y comodidad que sentía. -Una lástima...- respondió ante la broma del otro, con una mirada que le seguía el juego, después de todo Leon si sabía como comportarse. -No tiene por qué molestarse... Puedo comer lo que sea, después de todo habla con un hombre que vive solo y apenas pasa tiempo en su casa...- cambió repentinamente, volvía a sonreír y a bromear, después de todo la idea no era la idea importunarlo.

-Como si no supiera- suspiró.-Algunas cicatrices quedan por los descuidos- mencionó éste dejando la taza sobre la mesa para observar que hacía el otro. Su pregunta a decir verdad lo sacó un poco de su mente, demasiado repentina y común, era como si se hubiesen encontrado recién en alguna reunión, donde todos solían hablar de familia, trabajo, estados de ánimo y esas típicas cosas que no eran del todo agradables para Leon. -Nací, crecí, vivo y viviré en no.6 por herencia- aclaró. -¿Su caso es parecido al mío?- ahora preguntó él. -Refiriéndome claro a este lugar en los barrios más peligrosos de no.5, me extraña que una persona como usted no quiera vivir más en paz en no.6...- terminó y siguió cada movimiento que el otro daba.

OFF:
Perdón la demora uwu, tuve muchas tareas en el colegio ;O;... quiero mis vacaciones xD
avatar
Leon
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Ver perfil de usuario http://district-roku.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición del Dios agua.

Mensaje por Bastian Mouskuri el Sáb Nov 17, 2012 10:25 pm

Rió suave cuando hizo el comentario de cargo extra por trabajar en colaboración en una vida criminal. Y entonces pensó un poco antes de reír suavemente-. El señor repartidor es pequeño que no causaría ninguna sospecha... creo que lo consideraré más seriamente... -volvió a reír para disculparse con una grata sonrisa.

Y le dedicó una mirada larga antes de suspirar-. Sabes... eso de "mascota" me gusta como suena... por lastima tengo muy mala fama como "dueño" de "mascotas"... -rió otra vez dudando que el chico entendiera a que se refería. Dejó las verduras en el lavadero de trastes y abrió la alacena buscando algo más-. Aunque sí fueras "mi mascota" ¿Qué harías si le echó una cadena al cuello y después le amarro a la cama? -otra insinuación, a Bastian si que le gustaba jugar rudo, volvió a reír-. No ande diciendo cosas como esas... podría caer de pronto en manos de un verdadero demonio y ahí si no volveriamos a ver al señor repartidor... y sería una gran desgracia... ya que estoy pensando en pedirle al jefe de la oficina de entregas que usted sea quien traiga mis paquetes, es agradable hablar con el señor repartidor -comentó finalizo con una mirada y una sonrisa. Después extrajo unas latas de atún que abrió. Se dirigió hasta la estufa, encendiendo la parrilla y en espera a que el sartén calentara, comenzó a lavar y a picar las verduras-. Ahora... no suelo cocinar para humanos... así que comerá como buena mascota lo que le voy a preparar... mamá lo cocinaba para ella muy a menudo, por lo que imagino debe de saber bueno... -confesó empezando a maniobrar, el aceite chilló cuando echó el atún crudo de lata.

Le daba la espalda al repartidor y soltó una sonrisa melancólica cuando dijo lo de vivir en no.6, movió el atún con una cuchara de metal y echó la verdura picada, volviéndola a saltear para hacer uno con el atún.

- No... no.6 es un lugar para personas comunes que buscan una vida mejor -dijo aún cocinando-. Personas como yo, que somos consideradas "monstruos" no tenemos lugar en un sitio tan utópico como no. 6 -comentó y sacó un plato de la alacena que había en la parte superior. Vertió ahí el guisado y se giró con la comida aún humeante-. Un basurero como no.5 es un lugar perfecto para mí... -sonrió con algo de encanto colocando la comida frente al chico-. Ahora... come... perdon, coma... y disfrute de la experiencia culinaria que un demonio puede ofrecer... -otro guiñó coqueto y giró sus pasos hacia donde estaban sus trastes, de donde extrajo el plato y saco un vaso de vidrio, tomó uno de los frascos de sangre que había llevado Lion, y vertió el liquido rojo en el recipiente. Le dio un sorbo y con la lengua limpió residuos del dichoso liquido que hubieran quedado en las comisuras de sus labios.

- ¿Por qué ser repartidor? -preguntó directo mirándolo desde la barra con el vaso de sangre en su mano.

Off:
No te preocupes, entiendo a la perfección Sad yo también he andado medio full con cosas ;A;. Pero ánimos... :3
avatar
Bastian Mouskuri

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 07/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición del Dios agua.

Mensaje por Leon el Miér Nov 28, 2012 9:01 pm

-Tan pequeño no soy, de hecho, ni siquiera tengo pintas de ser inocente- comentó divertido, le era extraño oír algo como aquello, lo común eran las palabras "pandillero" y "vago", antes que algo como pequeño. -Pero aún así el negocio puede funcionar, soy sigiloso- sonrió de vuelta.

-¿Mala fama? ¿De verdad?- quedó sorprendido ante lo dicho, tal vez lo había tomado muy literal. -No lo creo capaz....- se le quedó mirando casi boquiabierto. La forma de ser, además del aspecto de Bastian no cuadraba con esa forma de comportamiento para Leon, así que de cierto modo, terminó algo confundido. -¿Desgracia? Dudo que a un demonio le interese un ser humano como yo, a mi parecer usted es un caso especial y como ya he dicho, para mi sería todo un placer servirle a usted, para mi también es agradable su compañía.- comentó sintiéndose alegre por las palabras del demonio.

-Buena memoria para recordar recetas sin necesidad de prepararlas constantemente usted mismo...- fue lo único que comentó, le parecía divertida la conducta del rubio, ya que por lo que entendía Leon de los demonios, era que éstos seres solo existían para el mal, todo eso era lo contrario que veía frente a sus ojos. Fue extraño para él mismo recordar eso de repente, y en esos momentos donde ni siquiera habría motivo para pensarlo.

-Los monstruos no existen señor Mouskuri- le respondió serio por la forma de pensar de si mismo. -Existen seres que hacen el bien y el mal, nada más, todo está en las acciones y por su forma de expresarse podría asegurar de que su accionar es como casi el de humano, el errar está en todos a mi parecer, a menos de que alguien se crea perfecto- se quedó unos segundos en silencio observando el plato, tenía buena pinta y aunque no lo sintiese ni pareciese, el peliplateado tenía hambre. -Gracias por su preocupación- le dedicó una mirada alegre, al igual que una sonrisa y comenzó a comer. Si le pidieran que fuera sincero, antes de probarlo no le tenía fe, ya que la gente que no suele cocinar no posee buenos resultados, pero este plato en definitiva estaba delicioso.

Dejó de comer por unos segundos al oír su pregunta. -No hay una razón específica... Los trabajos de oficina no son lo mío y por mi estatus no existe algo mejor.- dejó sus cubiertos apoyados en el plato. -Además, me gusta viajar, por eso es casi como un trabajo ideal... no hay mucho esfuerzo y puedo hacer lo que quiera.- se sinceró. -No crea que soy un vago ni nada menos, pude haber pertenecido a la élite. Mis padres se metieron en problemas y aquí estoy, con un trabajo que es de mi agrado, pero no el de mis sueños- rió un poco por la desgracia de su vida, aunque no se quejaba, para él estaba perfecta así.

OFF:
Nuevamente tengo que disculparme por la demora... estuve cerrando semestre y fue masacre en texas XDD, ahora con exámenes y creo que nos iremos todos al infierno xDDDDDDDD
avatar
Leon
Admin

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 16/09/2012

Ver perfil de usuario http://district-roku.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La maldición del Dios agua.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.